Radio Deseo 103.3 fm

Mi respuesta a Pagina Siete

LA ACERA DE ENFRENTE

Por: MARIA GALINDO

2 DE FEBRERO 2020

Agradezco a Pagina Siete, a Raúl Peñaranda por la invitación, a Isabel Mercado por la interlocución siempre amigable y respetuosa y especialmente a Ivonne Juárez, la editora de opinión por su impecable trabajo.

Agradezco mucho mas que a ell@s, al público que me ha leído, que ha opinado y ha hecho de mis columnas un pretexto para debatir. A ell@s les digo que seguiré escribiendo esta vez los domingos desde la pagina web de Radio Deseo, compartiré mi columna semanal de opinión por las redes demostrando la debilidad de los medios impresos en los tiempos que corren. No lo digo por arrogancia, se trata de una verdad histórica; hoy cada ser humano puede producir su propio mensaje y lanzarlo a una inmensa red donde siempre habrá alguien que lo reciba, lo critique, lo escuche o vea sin necesidad de los grandes medios, que hoy mas que nunca están llamados a reinventarse o morir.

A quienes se están asustando con lo que me han hecho, quiero pedirles que no tengan miedo, les cuento que me han cortado la lengua 10 veces en mi vida y 10 veces la lengua me ha vuelto a crecer. La lengua siempre te vuelve a crecer, si no te dejas acallar, si no te dejas censurar, si optas por tu rebeldía.

El único público que no me interesa es aquel que aplaudía mi crítica cuando el criticado era el gobierno de Evo Morales y ahora me aborrece y lo mismo para quienes hicieron de todo por hacerme echar del periódico durante los gobiernos de Morales y ahora me tienen por heroína. Ese público no me interesa porque ese es el público polarizado, utilitario que no cree en el valor y la necesidad de la critica en una sociedad. No estoy ni con unos, ni con otros no porque soy neutral, sino porque ese binarismo es simplificador y fascistizante y no les voy a hacer el juego.

A quienes aplauden y se alegran con la censura de la que he sido hoy yo blanco les digo que se equivocan, porque cuando la censura empieza se convierte en un devorador de criticidad y libertad sin límites. Hoy vinieron por mi cabeza, mañana vendrán por la tuya y antes de que eso pase y para que no pase empezaras tu mism@ a autocensurarte.

Janine Añez y su tropa de militares, policías, fascistas y cívicos nos deben muchas explicaciones. El MAS y su tropa de llunkus que han huido con las maletas llenas de plata nos deben igual número de explicaciones. Aquí lo único cierto es que hemos sufrido un proceso continuo de desinformación interesada, nos están manipulando y poco a poco nos  damos cuenta de ello.

No voy a defender mi ultima columna titulada: Sedición en la Universidad Católica, porque la forma siniestra como ha sido construido el mandato de Janine Añez queda día a día esclarecido para la sociedad a través de sus actos, varias de las informaciones que he vertido ya han sido verificadas por otros medios; La Razón y No Mentiras y las que aun no han sido comprobadas lo serán sin duda con el paso del tiempo. Yo no he mentido y el periódico lo sabe.

No se quien habrá escrito la justificación de mi expulsión, la firma Isabel Mercado. Si ha sido ella, lo ha hecho en un momento de confusión conceptual, si no ha sido ella que pena que tenga que poner su nombre en un texto vergonzoso para el periodismo.

He sido invitada a un genero que es el de opinión, eso convierte a mi columna en responsabilidad mia y no del periódico. Todos los medios de comunicación ponen de forma permanente notas aclaratorias al respecto. Eso es una norma por demás utilizada, consolidada y conocida. Soy yo y no el periódico la responsable de los contenidos que firmo. No me han invitado a construir noticia que es un genero distinto que responde a otras normas.

En mi columna, para fundamentar mis opiniones, tengo todo el derecho de revelar información y por la ley de imprenta aun vigente en nuestro medio, tengo el derecho de reservar mis fuentes. He utilizado tanto la ficción como el análisis y he dejado en cada oportunidad claramente establecido cuando se trataba de ficción y cuando de análisis de la realidad. Pretender confundir al público y mezclar una cosa con otra, como yo jamás lo hice, demuestra que el periódico no tiene argumentos para deshacerse de mi. Publican la columna censurada y dejan claro que el problema es deshacerse de mi. ¿Por qué?, por el fuerte impacto en la opinión pública que he logrado desde mi escritura. Espacio en el que no me he dedicado únicamente a l@s indeseables políticos, sino desde donde he replanteado un universo entero de metáforas de libertad, de deseo, de alegría y de irreverencia útiles para las mujeres bolivianas y nuestras luchas que no son por derechos, sino por dignidad. Tan es así que más impacto han tenido columnas como La Divorciada Robamaridos o el retrato de La Puta que cualquier otra referida a la coyuntura. Se que por esa columna y muchas más mi firma tiene peso y resonancia, abre caminos e impacta donde mis palabras quieren llegar. Estoy consciente de mi propia fuerza y esta expulsión no me desmoraliza, inmoviliza, ni enmudece.

El fin del periodismo y otras buenas noticias, es el nombre de un impresionante libro que me inspiró en la construcción de Radio Deseo, l@s autor@s son Claudia Acuña y Sergio Cingalini connotados periodistas argentinos, Sergio estuvo en Clarín por no ir mas lejos en su trayectoria. Ell@s sostienen que los medios venden lo que ocultan y no lo que informan y que por eso no sustentan su trabajo con el dinero que el público aporta, sino con el dinero que aportan las empresas y otros actores políticos poderosos. Eso es exactamente lo que esta haciendo Pagina Siete hoy; vende la información que oculta y no la que publica. Como lo hizo La Razón en los 14 años de Evo Morales y como seguramente lo esta haciendo ahora por temor a ser intervenidos. 

¿Quién pierde con mi expulsión de pagina siete?

Perdemos tod@s porque se instaura un tiempo de censuras y auto censuras.

Yo escribía en Pagina Siete, aunque tenia Radio Deseo y las redes como espacio de comunicación, porque lo interesante era justamente ser parte de un escenario ajeno a mi círculo, donde yo era un bicho raro que gracias al periódico podía llegar a la mesa de quien jamás me hubiera leído, quizás a la mesa de quien no me considera digna de entrar en su casa. Me lo dijo con mucha simpatía la periodista Carla Tejerina de Cosas: “lo fascinante no es lo que escribes, sino que mi hija pueda leerte en Pagina Siete”. Ahí estaba la magia.

Pueden sustituirme con una tecnócrata de genero oenegera que hable de bobadas como empoderamiento de la mujer y demás demagogias aburridas, claro que sí. Tod@s somos sustituibles no solo Evo.

Lo que no se puede corregir con esta censura es algo muchísimo mas grave porque es el síntoma que muestra que lo que quieren es volver a levantar las fronteras, los muros, los guetos y los apartheids. Retomar las lógicas de expulsar al otro, ignorarle, acusarle de mentiroso, de monstruoso, señalarle, aislarle, etiquetarle  y por lo tanto como medio de comunicación ser parte de ese proceso de fascistización social que nos va a destruir a tod@s.

Lo que generalmente sucede es que son los gobiernos los que censuran y persiguen la libertad de expresión, lo que ha sucedido ahora es que un propio medio de comunicación utiliza la censura contra una de sus invitadas, contra una de las mas valoradas por su publico. Demuestra que su publico no le interesa, demuestra que la libertad de expresión no le interesa, demuestra que el proyecto de poder oligárquico es lo que Pagina Siete quiere proteger a costa de la lengua de quien sea y de la libertad de expresión que fue el sustento y motivo por el que se fundo. Háganse cargo del grave error que acaban de cometer no contra mi, sino contra ustedes mismos.

No tengo a disposición un periódico que me acoja, me voy con mi estridencia, mis verbos a ese afuera que tan bien conozco y que tanto he aprendido a disfrutar. No tengo un periódico donde escribir, pero tengo una sociedad entera con la que seguir trazando mapas para descifrar trampas y trazar sendas por donde buscar y encontrar el tesoro escondido de la libertad.

Suscrí­bete y mantente informado

Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más

me gusta
8
Me encanta
1
Me divierte
1
Me sorprende
1
Me entristece
0
Me enfurece
0