El Estado es incapaz de producir justicia

LA ACERA DE ENFRENTE

Por: MARÍA GALINDO

Integrante de Mujeres Creando

7 de Febrero – 2021

Empecemos diciendo que el estado es incapaz como estructura de producir justicia por sus propias características burocráticas, patriarcales, corruptas y de estructuración jerárquica.

Es por esta razón profunda que nosotras no hacemos un mito de la ley. Desde Mujeres en Busca de Justicia nos dedicamos a producir justicia desde otras nociones que pasan por la respuesta a la voluntad de la victima, por la credibilidad en su palabra que es de lo que el estado la despoja, por el desarrollo de una estrategia concreta e inmediata.

El gran desafío de los feminismos a nivel mundial es el de producir justicia y el de producir nociones de justicia por fuera de la criminología patriarcal y de sus sistema carcelario clasista, racista y homo y transfóbico.

En los 7 años de vigencia de la ley 348 el único hombre que entró a la cárcel por haber ejercido violencia machista contra su pareja fue un hombre trans que conocimos en la cárcel de mujeres y que por transfobia policial y judicial fue enviado rápidamente a la cárcel sin pruebas y que estaba allí durmiendo en el piso, razón por la cual Mujeres Creando aposto por su liberación que conseguimos.

En los 7 años de vigencia de la ley 348 lo que ha demostrado esta ley es que esta mal escrita y que esta llena de errores garrafales que se pudieron subsanar en el proceso mismo.

Nosotras somos capaces de actuar más allá y más acá de la ley para restituir dignidades y pertenencias y lo hacemos de forma cotidiana justamente porque la ley no funciona, porque el aparato no funciona y porque nuestra labor es la de salvar vidas. Solo si actuamos rápidamente podemos salvar las vidas de las mujeres que a merced de sus agresores están en peligro.

La ley 348 no esta significando para las mujeres bolivianas acceso a la justicia ni en los casos de feminicidio siquiera. La ley 348 esta siendo usada por los hombres porque el sujeto de la ley esta mal redactado por todas esas carísimas consultoras de oneges que nunca pisaron un juzgado, ni el Instituto de investigaciones forenses, ni una comisaria policial.

Somos nosotras que hemos propuesto que una mujer que sufre violencia tenga el poder de decidir que vía que quiere tomar, eso no significa en ningún caso la conciliación ni el perdón a su agresor. Esa es la distorsión provocada por las declaraciones del ministro. Exigimos por eso ser parte de la comisión redactora de la ley.

Lo que hemos propuesto es que una mujer decida si quiere ir por la vía penal que implica: investigador policial, tiempo, y representación jurídica tres cosas que significan mucha plata que una mujer pobre no tiene o por la vía civil que implica la restitución inmediata de todos sus derechos, que el hombre deje la casa de forma inmediata, que ella no pierda sus pertenencias y que los niños y las niñas se queden con ella que es lo que las mujeres aspiran, aunque si ella misma decide que sea el padre que custodie a l@s niñ@s eso sea posible.

Todo eso debe resolverse en una sola audiencia y no en procesos que duran años tiempo que le otorga al violento impunidad, arbitrariedad en relación a los bienes y libre disposición y chantaje en torno de la tenencia de las wawas. Es bien diferente.

Proponemos que las casas para mujeres maltratadas se conviertan en casas de hombres maltatratadores sujetos a vigilancia cumplimiento de horarios y cumplimiento de medidas de distancia de las victimas.

Proponemos que la fuerza de lucha contra la violencia se convierta en un servicio civil no policial con la infraestructura y el presupuesto. Proponemos que los delitos de violencia machista en redes que seria la ciberviolencia sea tipificado cosa que aun no ha sido así.

Que ningún feminicida con sentencia pueda ser beneficiado con medidas de libertad y que permanezca en la cárcel hasta la sentencia ejecutoriada.

Proponemos que las pruebas en los casos de violación sean procesadas de oficio de forma inmediata.

Proponemos que las mujeres accedamos a formas de justicia inmediatas que salven las vidas de las mujeres.

Proponemos que todas las violencias machistas puedan ser denunciadas y procesadas también las que vienen del padre, de un jefe en el trabajo, de un compañero, etc. Hoy la ley 348 sólo permite la identificación y el procesamiento de las formas de violencia que vienen de la pareja por eso no es integral. Quienes no quieren que se toque la ley se equivocaron mil veces al escribirla porque lo hicieron de espaldas a las mujeres por sacar plata y prestigio y no para responder a las necesidades reales de las mujeres.

Proponemos y proponemos y no lo hacemos por afinidad con el gobierno o el partido, sino por convicción de que en la lucha contra las violencias machistas el tiempo es uno de lo factores más importantes.

Nuestra propuesta es revolucionaria, y útil para las mujeres mas pobres, las que menos tiempo tienen que en muchos casos son las mujeres profesionales o trabajadoras. La reforma de la ley 348 es urgente no porque es la ley lo que nos va a salvar de la violencia machista que es estructural y que esta en todos los espacios de la sociedad.

Suscrí­bete y mantente informado

Todas las noticias, tus programas favoritos, propuestas, ofertas a nuestros suscriptores y mucho más