INICIO | PROGRAMACIÓN  | PROGRAMAS | ARCHIVO | QUIENES SOMOS | MUJERES CREANDO | CONTACTO
 
LA ACERA DE ENFRENTE
Hay libertad de expresión


Fecha de emisión 28 de Junio, 2016


Hay libertad de expresión pero bajo amenaza.Hay libertad de expresión pero no hay libertad de información, con lo cual hacer periodismo de investigación es casi imposible. Hay que rearmar la información a partir de declaraciones, porque acceder a la información oportunamente es imposible.

Hay libertad de expresión pero bajo chantaje, usando la publicidad como mecanismo de presión y asfixia de garganta.

Hay libertad de expresión pero hay miedo y el miedo, que parece ser algo muy subjetivo y problema de cada quien, se transmite en Bolivia de boca en boca, de rumor en rumor. Hay miedo porque hay gente que está simplemente en la cárcel injustamente, pero, además, como mensaje para todos y todas quienes estamos fuera.
Hay libertad de expresión pero no hay respeto.

Hay libertad de expresión pero los medios tienen listas de personajes vetados por incómodos.

Hay libertad de expresión pero el Gobierno no habla claro sobre lo que hará o no con las emisoras de radio. El director de la ATT dice una cosa, el viceministro dice otra y el Presidente otra, y a estas alturas no sabes si accederás no a una frecuencia, sino al cumplimiento de la ley y, por lo tanto, a la renovación de una frecuencia ya trabajada, como quien trabaja la tierra.

Hay libertad de expresión pero curiosamente hasta dentro del Gobierno la gente cuida sus cargos con el silencio.
Hay libertad de expresión porque nos la tomamos como quien juega a los malabarismos, sabiendo que mañana te cortan la palabra y el espacio, más y más.

Y no es sólo un problema del Gobierno central, el gobierno municipal hace exactamente lo mismo, Revilla. Si criticas su gestión te quita las campañas publicitarias que se gastan con el dinero de paceñas y paceños.

Tampoco en el gobierno municipal, a pesar de su ordenanza en torno al acceso a la información, accedes a la información de forma oportuna y directa. Igual ellos no te mandan a la Policía, pero sí te mandan a los "frutillitas” -hoy "uvitas”- prácticamente a intimidarte.

Hay libertad de expresión porque te la tomas, porque te la juegas, porque necesitas pensar, debatir y preguntar.

Pero, cada vez más, si lo haces te quedas hablando sola, porque simplemente ni dos meses son suficientes para tramitar una entrevista. Por ejemplo, con la Ministra de Justicia; por ejemplo, con el viceministro Bazurco, a los que ves diciendo medias verdades en ATB, frente a un periodista con guión preestablecido que, a esta altura, ha pasado de la mediocridad al cinismo.

Hay libertad de expresión pero te acusan de hacer política, como si la política fuera propiedad de los partidos o de los del Gobierno y no fuera un ejercicio que está inmerso en la comunicación y en la vida social siempre.

Hay libertad de expresión, hay libertad de expresión pero te da para suspirar, respirar y relajarte de la tensión .

No defiendo a Valverde, no simpatizo con él, y sé que fue viceministro de Gobierno y que fue torturador de Álvaro y Raquel. No lo defiendo ni escribo estas líneas para defenderlo solapadamente, pero no quiero ser valverdizada y convertirme en un Valverde para los ojos del Gobierno, porque he decidido pensar y no hacerme la opa cuando estoy frente a los micrófonos de la radio.

No defiendo a Valverde, pero tengo el derecho de decir que el caso Zapata no lo ha inventado él, sino que es producto del machismo profundo que hay dentro del MAS, empezando por el Presidente, pasando por el Ministro de la Presidencia y extendiéndose hasta el último diputado suplente. Hay muchísimas Gabrielas Zapatas en el Gobierno, porque las mujeres somos un botín sexual y muchos cargos, y prebendas se reparten a partir de ese papel inaceptable.

Valverde no inventó a Zapata, el Gobierno inventa a Valverde para decirnos que el caso Zapata es un invento perverso de la CIA, y eso es difícil de creer porque no se trata de hacer un acto de fe, sino de aplicar el sentido común.

Hay libertad de expresión, sobre todo para el Gobierno que dice, se desdice, insulta, amenaza y chantajea cada día.

Hay libertad de expresión gracias a quienes hemos decidido ejercerla.

La presión sobre las redes sociales, el papel que las redes sociales están cumpliendo es una consecuencia de la asfixia de la opinión pública en los medios de comunicación formales.

Tiene razón el Presidente: en Bolivia hay libertad de expresión, la hay porque nos la tomamos, porque la ejercemos, porque la cuidamos, porque la necesitamos; sólo por eso hay libertad de expresión.

María Galindo es miembro de Mujeres Creando.

María Galindo es miembro de Mujeres Creando.